Retroceder más de un siglo en el tiempo y ver fotos vivas, reales, en color, es hoy posible gracias a un invento que patentaron en 1903 los hermanos Lumière, la placa autocroma. Este sistema fue el único que existió hasta 1935 para ir más allá del blanco y negro. Su comercialización comenzó en 1907 y nos permite hoy, por ejemplo, admirar a todo color cómo era París en esa época. En el proyecto París 1914 se recogen decenas de instantáneas tomadas con este procedimiento fotográfico. Debajo algunas de las mejores seleccionadas.

Tal vez parezcan retocadas o coloreadas con posterioridad, pero no, son tal cual se veían las cosas por aquel entonces. Puedes echar un vistazo a la colección completa en la web de Paris 1914.

Via io9

Escrito por jmstelluti

Fotógrafo, Videógrafo y Arquitecto Director-Fundador de Videografoto

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s