Recientemente una amiga me etiqueto en un post de cosmopolitan, el cual era una lista de cosas que mejor hubiera conocido un fotógrafo de Carolina del Norte, lo leí y me gusto, así que me dispuse a reescribirlo con ese toque que solo los de habla hispana podemos entender… Un poco mezclado con nuestras costumbres.

1. En realidad no pasamos mucho tiempo disparando. El mayor malentendido en esta carrera es que si llegas a viajar, tomar fotos, y haces $ 5000 en una boda, la gente cree que tu trabajo fue solo eso. En realidad, el tiro representa sólo el 15 por ciento de mi tiempo. Manejar un negocio es mucho más lento y menos glamoroso: la edición, contabilidad, impuestos, embalaje, correos electrónicos, redes, administración web, etc. Me encanta todo, pero hay mucho más en esto que sólo “la toma de fotografías.”

 2. Es importante que tu estilo este claro a tus clientes desde el comienzo. Usualmente me reúno con cada pareja, ya sea en persona o por Skype antes de tomar participación en su boda. Siento que puedo ofrecer el mejor trabajo y las imágenes más creativas si todos estamos en la misma página estéticamente. Algunas personas aman que uno les diga como posar y otras prefieren que uno documente los momentos según vayan ocurriendo. Tengo una foto en mi sitio web de una pareja frente al altar y la novia esta haciendo gestos pidiendo un beso. Algunas personas me han dicho, “No me gustaría tener una foto así en mi álbum.” Pero fue un verdadero momento, y eso me encanta! Me he reunido con parejas que tenían diferentes expectativas, y me alegra que me cuenten sus planes para así aconsejarlos y sugerirles si fuese el caso, si les conviene otro fotógrafo.
 

3. Este trabajo es sorprendentemente físico. Todo el mundo en la industria llama al día después de un evento “la resaca de la boda”, y no es porque tenga nada de alcohol – es porque quedas tan adolorido como si hubieses festejado toda la noche. Nunca he pesado mi equipo en una balanza, pero probablemente estoy cargando al menos entre 6 a 10 kilos de lentes, tarjetas de memoria, baterías, etc en mi bolsa de la cámara. Durante las ocho o 10 horas del día de la boda, si contar con los bolsos de equipo mayor a los que ayudo en cargar junto con mis asistentes. Creo que es muy necesario el ejercicio para prever lesiones a futuro, y a ver si se minimiza el impacto tras estas fuertes jornadas laborales.

4. Tu verdadero trabajo es servir a la pareja, incluso si no está relacionado con la fotografía. A veces soy yo quien le ofrece una pastilla para el dolor de cabeza a la novia o un hilo para un vestido descocido de la dama de honor. Sé que cada fotógrafo podría no ofrecerse a hacer ese tipo de cosas – pero para mí, ayudar a que todo salga bien, es parte de lo que hago. Tal vez eso suena loco, pero las fotos salen mejor cuando te sientes como si estuvieras allí como parte de la familia.

5. No hay días de enfermedad. He cubierto una boda aún cuando una vez tenía chikungunya. Durante una de las bodas que está en mi sitio web ahora, estaba tan adolorido por causa de una enfermedad que atacó buena parte de la población de mi país, esta enfermedad se llama chikungunya, y me afectó tanto que apenas podía levantarse de la cama, para resumir un poco los síntomas, los cuales duran meses, básicamente son dolor en las articulaciones, un malestar parecido al de la gripe, dolor de cabeza y a veces fiebre. Pero, sinceramente, ¿que podía hacer? no podría dejar a ninguna pareja mal, y tampoco buscar sustituto después de tanto tiempo de planificación y reuniones, honestamente ellos contaban con tener mi trabajo. Lo mío fue un compromiso con ellos, pautado desde meses de anterioridad para cubrir uno de sus días mas importantes de su vida, así que la opción es una sola, asistir y estar para ellos.

6. El Manejo de invitados a la boda que se interponen en el camino de tu tiro puede ser incómodo. Los llaman “tío Bobs” en la industria estadounidense. Antes de que comience la ceremonia, puedo hacerme una buena idea de quién es el “Tío Bob” o quien será, viendo como él o ella está sentado en el pasillo con un gran iPad o SLR. Si se inclinan hacia el pasillo durante la primera parte de la procesión, le ruego que se muevan de manera que no arruinen las fotos. Aunque la mayoría de veces estas personas no siempre escuchan, así que mi plan B es trabajar alrededor de ellos lo mejor que puedo. En una boda que realicé recientemente, el “Tío Bob” era una invitada que literalmente se paró en medio del pasillo después de que paso la ultima dama del cortejo, y empezó a tomar fotos a la novia con su celular, por supuesto, la mitad de la entrada de la novia arruinada, y es que ni el novio podía ver a su amada entrando, el mismo padre de la novia quien llevaba a esta del brazo, le pidió a la invitada que se moviera y por supuesto la invitada se movió, no sin antes expresar con su cara la molestia y murmuros del tono con que le había hablado el padre de la novia. Todo esto quedó grabado en video, y no me canso de verlo y de preguntarme: si la invitada se molestó porque el padre de la novia le dijo que se quitara del medio, ¿que hubiese pasado si se lo pedía yo?

7. Incluso después de años en la industria, tu todavía puedes ponerte nervioso. Todavía tengo problemas para dormir en la noche antes de una boda. Tengo pesadillas de que olvidé mi cámara o la batería de ella, algún radio, un cable, o que me pierda camino del pre a la iglesia. Yo siempre estoy temblando cuando tomo los anillos de boda para fotografiarlos! Y anuncio a toda voz cuando estoy entregando los anillos porque estoy tan aliviado de estar dando estos objetos preciosos y la responsabilidad de cargarlos.

8. Puede que tengas que participar en todo tipo de dinámica familiar. He tenido la oportunidad de rodar bodas para varias familias extranjeras. Me encanta aprender acerca de todas las diferentes culturas y tipos de personalidad y la forma en que juega en la boda. Pero puede ser estresante si, por ejemplo, los padres divorciados de la novia realmente no se llevan bien, o si la novia o el novio no responden bien al estrés. He visto parejas que discuten a lo largo de todo su tiempo de retrato porque un pequeño detalle faltó en su recepción. Estoy agradecido por mi interés en la psicología de bachillerato, porque una gran parte de este trabajo es analizar las relaciones y la difusión de la tensión. Cuando el caos golpea, trato de ser el pacificador, incluso si eso significa ser el “chico malo” que tiene que decirle a los padres que no tenemos tiempo para 1.000 fotos de la familia debido a que la pareja quiere ir a su recepción!

9. Las oportunidades de viaje son divertidas, pero pueden ser muy estresantes. Me encanta viajar, y es genial tener un trabajo que me permite hacer eso. Pero puede ser mucho: El año pasado tuve una boda en otro estado (las parejas pagan por mi vuelo, hotel, coche de alquiler, y a veces una dieta de alimentos si es necesario). No todos los clientes están dispuestos a asumir estos gastos, y muchas veces esperan a que se los exoneres por haberte escogido a ti entre tantos fotógrafos. La clave está en que siempre pueden escoger a algún fotógrafo local, y si te quieren a tí, pues pagar lo necesario para traerte no les debería importar. Otra cosa a considerar es que es muy difícil de volar con el equipo de cámara. Las maletas son casi siempre re-inspeccionadas debido a todo el metal en el interior, y tener que defender el derecho de transportar estos equipos sin que te quieran cobrar nacionalización u otro cargo fantasma es extenuante. Es difícil correr el riesgo de romper cualquier marcha un día antes de la boda.

10. Tu labor resonará durante décadas, esto es un gran honor, y también una gran responsabilidad. Para mí, la idea de crear fotos que se convertirán en el patrimonio de una familia realmente me pesa. Por un lado, cuando comienzo a disparar, puedo recordar: Mi trabajo es importante para esta pareja como lo será para sus bisnietos. Esto me lleva de nuevo a la tierra, ya que por otro lado, eso es una cosa pesada en responsabilidad! y aunque es cierto, podría asustarte si piensas en esto demasiado. Trato de equilibrar el sentimiento de responsabilidad con el flujo y la alegría del día.

13. Se necesitan años para sentirse establecido en esta industria. Hace 10 años, esta fue una industria totalmente diferente: los fotógrafos de boda fueron capaces de hacer más ingresos y cobrar más porque el campo era menos competitivo. Yo en cambio empecé a fotografiar bodas a un precio reducido, dirigido a familiares o amigos, y [mi negocio] creció como bola de nieve rápidamente a través de la palabra de boca en boca. Tuve que adentrarme en el ajetreo: he invertido en publicidad, leer acerca de la industria, e hice amigos y contactos en el mundo de la boda-fotografía. Me llevó cuatro años antes de que pudiera considerarme un fotógrafo de bodas de tiempo completo.

14. Observar a las parejas comenzar a hacer su vida juntos nunca pasa de moda. Incluso después de un montón de bodas, todavía me siento como si estuviera viendo una película romántica cada fin de semana. Me encanta ver a mis parejas cuando llegan a tener hijos, y les hago la fotografía materna, recién-nacidos o familiares. Es un gran honor para mí capturar esos momentos especiales en la vida de las personas, y nunca dejar de olvidarnos de eso.

Todas estas cosas nunca las pensé cuando empecé con este negocio, y sé que muchos fotógrafos emergentes no lo han pensado tampoco, sé que cada una de estas pueden hacer que un fotógrafo se canse o decida cubrir otras áreas de la fotografía por no sentirse hecho para la fotografía de bodas, así que espero que esta lectura les sirva como testimonio de lo que pueden o no hacer, siempre es bueno saber que no todo se reduce a hacer click.

Para ver mas de mi fotografía, visita mi pagina web y el Área de Bodas.

Escrito por jmstelluti

Fotógrafo, Videógrafo y Arquitecto Director-Fundador de Videografoto

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s