Jenna Martin es una fotógrafo “submarino” con sede en Billings, Montana. Ella está enseñando talleres el próximo año en Grecia y Bali. Su cerebro esta constantemente en como se verían las cosas debajo del agua. Tanto que ha llegado a acercarse a modelos y preguntarles: que tan bien se hunden en el agua… Un poco raro, pero totalmente insignificante cuando ella misma nos comparte 10 cosas de alto valor para realizar tomas debajo del agua.

1.) Tener una mente abierta

Todo es diferente bajo el agua. La iluminación, por ejemplo, sigue diferentes principios y patrones. Luces necesitan estar cerca de 6 veces más fuerte que en tierra (más o menos, dependiendo de la profundidad y la distancia al sujeto), y puesto que se trata de señales de radio puede ser un gran dolor bajo el agua, las luces en general tienen que ser, luz o luces estroboscópicas ambientales constante que están conectadas directamente a la cámara.

Eso no es todo; tu y tus modelos tienen que adaptarse a los disparos en un entorno de gravedad cercano a cero. Sus accesorios y vestuario actuarán de manera diferente, – un hermoso vestido, que fluye hermosamente en tierra podría ser un enredo, o un lío transparente bajo el agua.

No importa cuánto tiempo has estado disparando, estás a punto de entrar en un campo que te hará sentirse como un novato de nuevo – esto es muy emocionante! Pero si vas a entrar en él con una idea rígida de cómo funciona la fotografía, puede que te encuentres rápidamente frustrado y desanimado. Así que mantente una mente abierta y dispuesto a ver las cosas en una luz completamente nueva.

2.) Comprar La Carcaza o estuche adecuado

Cuando estás poniendo miles de dólares en engranaje dentro de un ambiente que fácilmente podría destruirlo con sólo la más pequeña de las fugas, lo que necesitas saber que va a ser atendidos.

“Ojalá yo hubiera sabido esto antes. En ese momento, yo realmente no sabía si esto era algo que iba a perseguir activamente, así que no quería hacer una gran inversión. Después de usar mi propio ingenio como protección de equipo por un tiempo, sin embargo, yo sabía que estaba enganchado. Así que empecé el proceso de modernización, a la vez tratando de pasar el menor dinero posible…Gran error.” Comenta Jenna

Jenna Terminó yendo a través de tres marcas diferentes de bolsas submarinas baratas, hechas específicamente para el vídeo bajo el agua y varias carcasas duras. Las bolsas se filtraban en un momento u otro, la carcasa de vídeo bajo el agua no era ideal para las fotos y las carcasas duras baratas eran grandes y torpes. Fue un desastre.

Ahora, Jenna usa una carcasa submarina de Ikelite, y comenta que ojala hubiera ido solo a ellos antes. “Yo podría haber ahorrado un montón de tiempo, dinero, esfuerzo y un muy desafortunado evento: la perdida de una 5d Mark II.

El Consejo de Jenna – “si lo que buscas es pasar un buen rato, considera la posibilidad de alquilar un poco de engranaje o comprar una GoPro. Toma algunas fotos y ve cómo te sientes. Si decides que estar bajo el agua no es para ti, por lo menos puedes volver al engranaje regular o usar tu GoPro para, literalmente, cualquier otra cosa, y si en cambio te decides que esto es algo que deseas seguir, sientate y ten una mirada honesta a la clase de trabajos submarinos se quieres producir y el engranaje que necesitas para producirlo.

3.) saber que no todo en el agua es igual

Nuestras cámaras ven la luz muy diferente a nosotros. Una piscina con mucho cloro puede parecer clara para ti, pero es un lío nebuloso para tu cámara. Si estás disparando en una piscina que parece clara, pero estás imágenes están resultando nubladas e inútiles, puede haber una gran cantidad de productos químicos en el agua que no estás viendo, pero la cámara si.

Jenna comenta que en su experiencia ha encontrado que realmente no hay nada mejor que un lago claro, de agua dulce, seguido por uno de agua salada clara, y por ultimo una piscina de agua salada. Jenna evita disparar en una piscina de hotel clorada a toda costa.

También hay otros factores que entran en juego. Los océanos tienen corrientes y animales potencialmente peligrosos, como las medusas. Los Lagos de agua dulce son difíciles de conseguir.

4.) Abrazo lentes de gran angular

Para reducir la cantidad de agua entre el sujeto y la cámara, querrás fotografiar a una distancia suficiente al objeto que sea posible. Disparo sobre todo a una distancia focal de 25 mm a la vuelta. Un poco más y no tengo dificultades para mantener mi tema en su totalidad en el marco, y yo empecé a correr en enfoque y claridad cuestiones adicionales. Cualquier amplia y hay demasiada distorsión de la imagen.

No quiere decir que usted no debe romper las reglas un poco sin embargo! Si yo sé que estoy disparando en un ambiente donde la distorsión exterior no importa (decir sobre un fondo totalmente negro), voy a disparar con algo tan amplia como 8mm, y de cerca el trabajo retrato, voy a disparar más cerca de 40-50 mm. También he tomado mi 85mm bajo el agua para, porque, bueno, ¿por qué no?

5.) Aprende a hundirte

La clave para permanecer bajo el agua no es que contengas la respiración, sino más bien expulsar todo tu aire. Cuanto menos aire tengas en tus pulmones, menos flotante eres, y más fácil es para maniobrar allí. Parece bastante aterrador al principio, pero pronto aprenderás a trabajar con el aire residual en los pulmones, y cuanto más lo hagas, más tiempo podrás permanecer abajo. No es raro que ahora Jenna se hunda a 15 o 20 pies para el ángulo que necesita, mientras que el modelo pasa por un par de ciclos de presentación.

Para algunas personas, sin embargo, la idea de dejar todo su aire antes de sumergirse hacia abajo es simplemente demasiado, y en este caso se puede usar pesas o incluso equipos de buceo. Si estás teniendo problemas, un gran consejo es tomar un peso 25 libras, envuélvalo en plástico de burbujas y de fieltro negro y luego engancha tu dedo del pie debajo y jalate hacia abajo. El modelo puede hacer lo mismo si está teniendo un tiempo difícil al hundirse también.

6.) Sea paciente con su modelos

Modelar bajo el agua es increíblemente difícil. Estás son completamente nuevas condiciones de modelaje, con el agua subiendo por la nariz casi todo el tiempo. También apenas pueden ver la cámara – es sobre todo una mancha negro borrosa ante ellos. Además, ya no se puede hablar bajo el agua, y ni siquiera saben si lo que están haciendo es lo que estás buscando.

Así que les dan un montón de tiempo para entender todo esto. Para la mayoría de los modelos, primero tienen que practicar su salida del aire y hundida. Una vez que consiguen sumergirse, comienza el proceso de trabajar su atención a las expresiones faciales. La mayoría de la gente, naturalmente, hacen una variedad de poses faciales poco atractivas bajo el agua, como los ojos cerrados y la nariz, las mejillas de ardilla o “boca de pescado”.

Después de que aprendan a mantener su cara de aspecto natural y relajada, pasan a las posturas corporales. Reiteran manos suaves, dedos de los pies en punta y un cuello largo.

Es bueno dar a tus modelos una lista de posturas antes de la sesión para que puedan practicarlas en tierra antes de ir bajo el agua, y luego durante el rodaje les puedes guiar lentamente a través del proceso.

También es importante que estes plenamente consciente de las condiciones en que tus modelos se encuentran. Si tu usas un traje de Neopreno para mantenerte caliente, no significa que tu modelo no sufra de frio. Al estar en las mismas condiciones exactas que tus modelos, eres capaz de medir mejor lo que es apropiado para ellos.

7.) aprende a disparar rápido

Incluso si el agua no es ni siquiera fría, un largo día de rodaje te desgasta rápidamente y a tus modelos también. Tu modelo tendrá agua subiendo por la nariz y en los oídos mientras trata de moverse en diferentes poses, y tu ya estarás agotado de tratar de maniobrar con esa cámara. Ambos estarán tragando mucha agua y los dos podrán sentirse mal en algún momento, es recomendable mantener algunas botellas de agua dulce en las inmediaciones, así como una caja de galletas para ayudar a combatir a la enfermedad del agua.

Desde un punto de vista de la fotografía sin embargo, el tiro rápido es importante porque las cosas cambian bajo el agua, sobre todo el maquillaje y la textura de la piel. Los dedos se vuelven arrugados, el maquillaje  se desvanece y la piel se enfrentará a una textura poco atractivo, que definitivamente no quieres … a menos que vayas por un look zombie o algo así.

Así que aquí es donde una buena planificación vendrá. Si todo el mundo sabe exactamente lo que quiere, incluso antes de entrar en el agua, las cosas, naturalmente, se mueven mucho más rápido. Si tienes una gran sesión que hacer con un nuevo modelo, conocelo unos días antes y haz una especie de sesión de ensayo para que pueda practicar. Algunos modelos lo logran en un instante; algunos necesitan 3 o 4 sesiones para empezar a mirar comodamente apenas un poco en el agua.

8.) ten un montón de Asistencia

Cualquier mano extra en una sesión bajo el agua no se irá sin ser aprovechada. Si tienes iluminación u otros equipos que están en la tierra fuera de tu alcance, por ejemplo, es mucho más fácil tener un asistente ajustando para ti mientras tu haces un disparo de prueba, en lugar de tener que salir de la piscina y moverte tu mismo hasta que finalmente consigas el aspecto que quieras lograr.

Además, los disparos bajo el agua pueden ser un poco peligrosos a veces, sobre todo cuando el modelo no está usando algo que normalmente lo desgaste bajo el agua. Los grandes vestidos pueden engancharse, los apoyos pueden llegar a ser pesados o el modelo pueden desorientarse al intentar hacer ciertas poses. Las Manos adicionales en la cubierta ayudan a hacer su trabajo más fácil, mientras mantienes a todos a salvo.

9.) Abraza al Post-Procesamiento

El agua es un medio, y como en cualquier medio, vas a tener que hacer algunas cuestiones necesarias. Todas esas brillantes fotos bajo el agua que se ven en Internet, incluso las de Bruce Mozert, no son salidas del todo directamente de la cámara.

Los Disparos a través del agua quitan claridad de imagen y nitidez, añade un montón de cosas para limpiar (burbujas, retrodispersión, reflejos de luz) en el fondo, por no hablar de ese tono azul molesto que invade la toma (podrías utilizar filtros al disparar para tratar de combatir el tono azul, pero Jenna comenta que causan más de un dolor de cabeza).

Si las imágenes se ven menos que estelares cuando salen directamente de la cámara, no se sientan frustrados. Tampoco tienes que salir a comprar unos pocos miles de dólares en equipos de iluminación; es muy probable que no hayas probado las técnicas apropiadas de post-procesamiento todavía.

 

10.) Entender esto lleva tiempo

Para ser franco – la fotografía submarina no es fácil. Es físicamente agotadora, consume tiempo y potencialmente muy cara. “Cuando empecé yo venía a casa anegada y enferma, con, picazón en los ojos rojos, zumbido en los oídos y alrededor de 10.000 imágenes para ordenar… y sólo 2 gustarían hacer el corte. Pero incluso entonces, yo estaba totalmente adicta.” Comenta Jenna.

No seas demasiado duro contigo mismo al principio. Hay una gran cantidad de componentes que deben unirse para hacer una fotografía con éxito, y se necesita mucha práctica para llegar a ese punto. Tome un día a la vez, y estarás allí antes de que lo sepas!

Puedes encontrar más de trabajo de Jenna Martin y sus propias palabras en su página web y el blog, o siguiendola ella en Facebook, Instagram,YouTube, Twitter y Flickr.

Escrito por jmstelluti

Fotógrafo, Videógrafo y Arquitecto Director-Fundador de Videografoto

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s