Amanda Jones ha dedicado los últimos 20 años a un proyecto de fotografía increíble, que tiene como objetivo mostrar lo fugaz que son las vidas de nuestras queridas mascotas. Todos los que han tenido una mascota han tenido ese extraño sentimiento que un perrito animado de la noche a la mañana se convierte en un perro totalmente crecido, viejo y sabio. Algunos de ellos apenas cambian en absoluto, otros comienzan a mostrar algunos signos de la edad. Los perros en particular, envejecen más rápido que nosotros, por supuesto, y tal vez es por eso que las siguientes fotos son un poco tristes y muy dulces. Pero siempre se puede estar tranquilo sabiendo que, no obstante la edad que tengan, la alegría que se recibe de ese vínculo con tù mejor amigo nunca disminuye.

Pueden comprar el libro de Amanda Jones acá.

Corbet — 2 años y 11 años

Briscoe — 1 año y 10 años

Poppy — 1 año y 7 años

Fred — 2 años y 10 años

Cooper — 3 años y 10 años

Kayden y Brodie — 11 meses y 5 años; 7 años y 12 años

Audrey — 3 años y 12 años

Rufus — 6 años y 13 años

Sydney y Savannah — 16 meses y 5 meses; 10 años y 9 años

Maddy — 5 años y 10 años

Abigale — 5 meses y 8 años

Lily — 8 meses y 15 años

Maddie y Ellie — 7 y 6 años; 14 y 13 años

Vía Bright Side

Escrito por EnriqueBarreal

Amante del buen rock, cinéfilo, fotógrafo, tech fan, y fanático de los deportes, en especial el futbol!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s